Filmotech.com utiliza cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario y gestionar información analítica sobre los distintos espacios que la componen. Continuar con la navegación indica que está de acuerdo con nuestra política de cookies. aceptar  
Filmotech.com - Revista de Cine - ReportajesSAN SEBASTIÁN. La pequeña Hollywood del Cantábrico
Cerrar
Recordar Contraseña
Si has olvidado tu contraseña, por favor, introduce tu nombre de usuario y pulsa ENVIAR. filmotech.com te remitirá un correo para recordarte tu contraseña.

E-mail
Código de seguridad
Código de seguridad

Conforme al artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que los datos que usted ha facilitado serán incorporados a los ficheros titularidad de EGEDA.

La finalidad de dicha incorporación y tratamiento es la adecuada gestión de su solicitud en relación con los servicios ofrecidos. De acuerdo con el artículo 26 de la Ley 15/1999, los ficheros de EGEDA, se encuentran debidamente inscritos en el Registro General de Protección de Datos, de la Agencia de Protección de datos.

Le informamos igualmente de su derecho legal de ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en los términos que se establecen en la Ley antes citada. Para ello, o para informarnos de la no concesión o de la revocación de su consentimiento para la incorporación de sus datos, puede dirigirse a:

EGEDA
C/ Luis Buñuel, Nº 2, 3ª Planta. Ciudad de la Imagen. Edificio EGEDA.
28223 Pozuelo de Alarcón. Madrid. España.
Tlf.: (+34) 902 566 776 Fax: (+34) 91 512 16 18/19.

Para poder darte de baja como usuario registrado de filmotech.com, envía un correo electrónico a lopd@filmotech.com comunicándonoslo.

Cerrar
Atención

¡Atención!


Es obligatorio introducir un correo electrónico válido en el campo 'Usuario'.
Cerrar
Atención

¡Atención!


Es obligatorio introducir algún valor, con un mínimo de seis caracteres, en el campo 'Contraseña'.
Cerrar
¡Atención!

¡Atención!


Cerrar
Accede a fimotech.com
Identifícate como usuario

Usuario (email)
Contraseña


acceder
Regístrate

E-Mail (Usuario) *
Contraseña *
Repetir contraseña *
Código de seguridad *





Sí, deseo recibir newsletters de filmotech.com
Deseo recibir avisos cuando haya novedades
He leído y acepto la política de privacidad

* Campos obligatorios

De acuerdo con lo establecido en la vigente Ley Orgánica de Protección de Datos, usted puede consultar las condiciones de privacidad aquí.
regístrate
Conéctate con facebook
buscar
Acceder
 
Regístrate
Cerrar
Atención

¡Atención!


Es obligatorio introducir un correo electrónico válido en el campo 'Usuario'.
Cerrar
Atención

¡Atención!


Es obligatorio introducir algún valor, con un mínimo de seis caracteres, en el campo 'Contraseña'.
facebook twitter youtube rss
Inicio
Catálogo
Revista de cine
¿Cómo funciona?
Tarifa plana
 

SAN SEBASTIÁN. La pequeña Hollywood del Cantábrico

En el Festival de San Sebastián Elizabeth Taylor comió las sobras de Franco y Bette Davis se despidió de la vida.

filmotech.com. 16/09/2010. Temáticos

El Festival de San Sebastián nace por la iniciativa de un grupo de personalidades donostiarras pertenecientes al mundo de la cultura y, sobre todo, comerciantes y hosteleros que pretendían alargar, con esta celebración, la temporada estival hasta bien entrado el mes de septiembre.


Los comienzos del festival fueron como una semana de cine más; poco a poco fue adquiriendo altura hasta alcanzar la preciada clasificación de categoría A, privilegio que, hasta entonces, sólo ostentaban Venecia, Cannes y Berlín. A partir de entonces San Sebastián vive una época de esplendor; todas las grandes figuras pisan su alfombra roja y bajan la majestuosa escalera del teatro Victoria Eugenia. Inesperadamente, el Festival empieza a languidecer hasta, incluso, serle retirada la categoría A.

El público y los grandes nombres del cine le vuelven la espalda. Sólo gracias al tesón y al esfuerzo de Pilar Olazcoaga, alma del festival durante muchos años, Diego Galán, director del encuentro cinematográfico de 1986 a 1989 y 1995 a 2000, y Pilar Miró, desde el Ministerio de Cultura, logran con su esfuerzo devolverle al Festiva la categoría A y el esplendor pasado que aún conserva en la actualidad. Las principales sedes del festival son el Teatro Victoria Eugenia y el complejo del Kursaal en donde se
Mel Gibson en la entrada del María Cristina

Mel Gibson en la entrada del María Cristina

exhiben las películas a concurso y algunas secciones paralelas.

El certamen donostiarra, además de las películas a concurso, secciones, ciclos retrospectivos y grandes figuras invitadas, se apoya en dos importantes  pilares como son el alojamiento y la gastronomía, con dos hoteles de categoría, varios restaurantes de cinco tenedores, múltiples tabernas, sidrerías y casas de comida excelentes.

El María Cristina es un espléndido hotel de la Belle Epoque en el cual veraneaban personalidades de la nobleza y aristocracia española. Bastante deteriorado hace unos años por el paso del tiempo, ha sido remodelado y modernizado siendo en la actualidad un establecimiento de alta categoría internacional. Durante el festival, en él se alojan los protagonistas y realizadores de las películas a concurso. En sus pasillos, salones y bares tienen encuentros, chismorrean, despellejan, beben y se exhiben todos aquellos que son alguien, o pretenden serlo en el mundo del cine. Sus terrazas siempre están ocupadas por equipos de televisión entrevistando a los vips de turno. A las puertas del edificio se agolpan decenas de paparazzis y fans a la caza de autógrafos, y en sus inmensos salones se celebran cócteles y recepciones donde luchan por colarse bastantes aficionados. El otro gran hotel del festival es el Londres situado en un privilegiado lugar, frente a la fabulosa playa de La Concha y en él se hospedan los cineastas participantes en las secciones paralelas  y personas cercanas al Festival.

Hitchcock en el María Eugenia

Hitchcock en el Victoria
Eugenia

El teatro Victoria Eugenia, sede oficial del certamen desde su creación, es un local maravilloso construido al mismo tiempo que el hotel María Cristina. Por su elegante escalera han desfilado todas las más importantes figuras del mundo del cine, desde Alfred Hitchcock, quien pidió visitar un cementerio, hasta Pedro Almodóvar, pasando por divas como Elizabeth Taylor y Bette Davis, por sólo mencionar a dos grandes mitos del cine. La visita de Miss Taylor fue controvertida. Ella inauguraba con su presencia en el escenario la edición de ese año y llegó con una hora de retraso al acontecimiento. La puerta del hotel María Cristina y todo el trayecto hasta el teatro Victoria Eugenia, unos 200 metros, estaban bloqueados por cientos de admiradores de la actriz que aguardaban pacientes para ver de cerca a la mítica belleza. Pese a los guardaespaldas llegó con mucha dificultad al hall del teatro donde infinidad de fotógrafos la esperaban y para los que estuvo posando durante mucho tiempo. Cuando subió al escenario el público, harto de esperar y padeciendo un calor asfixiante, inició un ligero amago de abucheo que se convirtió en un cálido y cerrado aplauso cuando Miss Taylor les sonrió y con su particular estilo dijo casi susurrando excuse me.   Luego se celebró una cena en el ayuntamiento. Dos días antes Franco tenía prevista una visita a la ciudad, pero fue cancelada a última hora. El catering con todo el espléndido buffet ya estaba preparado y listo para su consumo. Se dice que fue guardado y conservado siendo finalmente servido, algo seco y pasado, en la cena de inauguración en honor de Elizabeth Taylor.

Hopkins, Banderas y Zeta-Jones a su llegada al teatro Victoria Eugenia

Hopkins, Banderas y Zeta-Jones a su
llegada al teatro Victoria Eugenia

La presencia y estancia de Bette Davis en San Sebastián estuvo marcada por la muerte pues Miss Davis llegó muy enferma; un cáncer la estaba devorando. No salió de su habitación preparándose para la gala donde le sería entregado el premio Donostia. Esa noche, fabulosamente vestida, peinada y maquillada, y apoyada en un atril hizo la última aparición en público de su vida. Sacó fortaleza de donde no la había y se comportó como la gran profesional que siempre fue. La inmortal diva le dio a su público lo que esperaba: fumó con su particular estilo, contó anécdotas, dio muestras de su indomable carácter y hechizó a los cientos de personas que le aplaudían sin cesar. De San Sebastián Miss Davis partió a París en un avión particular, ingresó en una clínica y murió muy poco después.

En el Festival de San Sebastián han ocurrido infinidad de anécdotas y hechos curiosos. Victoria Abril una vez se llevó prestados del hotel María Cristina un par de almohadones que tuvo que devolver pocos días después. En una cena de gala Helmut Berger metió mano descaradamente a Pilar Miró, se armó un pequeño escándalo, y el Festival invitó al actor a abandonar San Sebastián. En otra ocasión Fernando Trueba, molesto por una crítica hecha por Diego Galán a una película suya, esperó al periodista a la puerta del hotel y cuando salió le vació encima un cubo de agua fría.

Orson Welles y Fernando Rey llegan al teatro

Orson Welles y Fernando
Rey llegan al teatro

No podemos dejar de mencionar cuatro templos gastronómicos mundiales como son los restaurantes Arzak, Akelarre, Martín Berasategui y Nicolasa donde almuerzan y cenan todos los famosos y los que no lo son, amantes de la buena cocina. También es imprescindible visitar el pintoresco barrio viejo y degustar en su infinidad de tabernas los famosos pinchos donostiarras y comer mirando al mar en alguna casa de comidas del puerto. Por la noche, los noctámbulos festivaleros ligan, bailan y se emborrachan hasta el amanecer en las discotecas que miran a La Concha olvidando por unas horas el cine y el trabajo.

Por todas estas razones asistir a un festival de San Sebastián es un peregrinaje que deben realizar no sólo los amantes del cine, sino todo el mundo, porque es, en verdad, una experiencia única e inolvidable.


 

Síguenos
facebooktwitteryoutuberss
 
Cultura en Positivo
ARIBSAN
Media Desk Spain
Newsletters Si quieres recibir nuestra newsletter semanal y estar informado de las novedades y noticias por favor a continuación indícanos tu email.
Newsletters Con la aceptación de las "Condiciones" y con el envío de mis datos personales, otorgo mi consentimiento para que sean tratados por FILMOTECH para el envío de información.
 He leído y acepto las Condiciones.

© EGEDA 2005 - Todos los derechos reservados
Luis Buñuel, 2-3ª Edificio EGEDA - Ciudad de la Imagen - 28223 Pozuelo de Alarcón - MADRID