Filmotech.com utiliza cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario y gestionar información analítica sobre los distintos espacios que la componen. Continuar con la navegación indica que está de acuerdo con nuestra política de cookies. aceptar  
Filmotech.com - Revista de Cine - ReportajesMANOS ARRIBA Y?ACCIÓN. Diez grandes robos cinematográficos
Cerrar
Recordar Contraseña
Si has olvidado tu contraseña, por favor, introduce tu nombre de usuario y pulsa ENVIAR. filmotech.com te remitirá un correo para recordarte tu contraseña.

E-mail
Código de seguridad
Código de seguridad

Conforme al artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que los datos que usted ha facilitado serán incorporados a los ficheros titularidad de EGEDA.

La finalidad de dicha incorporación y tratamiento es la adecuada gestión de su solicitud en relación con los servicios ofrecidos. De acuerdo con el artículo 26 de la Ley 15/1999, los ficheros de EGEDA, se encuentran debidamente inscritos en el Registro General de Protección de Datos, de la Agencia de Protección de datos.

Le informamos igualmente de su derecho legal de ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en los términos que se establecen en la Ley antes citada. Para ello, o para informarnos de la no concesión o de la revocación de su consentimiento para la incorporación de sus datos, puede dirigirse a:

EGEDA
C/ Luis Buñuel, Nº 2, 3ª Planta. Ciudad de la Imagen. Edificio EGEDA.
28223 Pozuelo de Alarcón. Madrid. España.
Tlf.: (+34) 902 566 776 Fax: (+34) 91 512 16 18/19.

Para poder darte de baja como usuario registrado de filmotech.com, envía un correo electrónico a lopd@filmotech.com comunicándonoslo.

Cerrar
Atención

¡Atención!


Es obligatorio introducir un correo electrónico válido en el campo 'Usuario'.
Cerrar
Atención

¡Atención!


Es obligatorio introducir algún valor, con un mínimo de seis caracteres, en el campo 'Contraseña'.
Cerrar
¡Atención!

¡Atención!


Cerrar
Accede a fimotech.com
Identifícate como usuario

Usuario (email)
Contraseña


acceder
Regístrate

E-Mail (Usuario) *
Contraseña *
Repetir contraseña *
Código de seguridad *





Sí, deseo recibir newsletters de filmotech.com
Deseo recibir avisos cuando haya novedades
He leído y acepto la política de privacidad

* Campos obligatorios

De acuerdo con lo establecido en la vigente Ley Orgánica de Protección de Datos, usted puede consultar las condiciones de privacidad aquí.
regístrate
Conéctate con facebook
buscar
Acceder
 
Regístrate
Cerrar
Atención

¡Atención!


Es obligatorio introducir un correo electrónico válido en el campo 'Usuario'.
Cerrar
Atención

¡Atención!


Es obligatorio introducir algún valor, con un mínimo de seis caracteres, en el campo 'Contraseña'.
facebook twitter youtube rss
Inicio
Catálogo
Revista de cine
¿Cómo funciona?
Tarifa plana
 

MANOS ARRIBA Y?ACCIÓN. Diez grandes robos cinematográficos

En pareja, en pandilla o en solitario; de altos vuelos o de bajos fondos; listos y tontos? El mundo de los cacos y el cine han hecho siempre muy buenas migas (y conste que en esta frase no hay segundas intenciones). Lo vemos.

filmotech.com. 19/10/2012. Temáticos

El estreno de ¡Atraco! nos sirve de excusa para repasar algunos de los mejores robos cinematográficos.



EL QUINTETO DE LA MUERTE (1955)
Los hechos: Una pandilla de ladrones se reúne para planear uno de sus golpes en la habitación que uno de ellos ha alquilado en casa de una venerable y simpática ancianita ante la cual fingen ser un grupo de músicos que ensaya sus piezas. Los problemas surgen cuando la viejecilla, aparentemente insignificante, comienza a arruinarles el plan con su dulzura y su amabilidad.
Los cacos: La incompetencia personificada y magistralmente encarnada por actores de la talla de Sir Alec Guiness, el líder de la banda y único con algo más que serrín en la cabeza o Peter Sellers, otro grande de la Gran Bretaña, en el papel de ladrón dubitativo e inseguro. El resto de la banda está formada por un matón, un grandullón ingenuo y un distinguido militar.
Veredicto: Debemos perdonarles por su increíble capacidad para hacer reír con esa flema y esa mala leche que se gastan los británicos cuando se ponen. Situaciones absolutamente desternillantes. Insuperable.


LOS LADRONES SOMOS GENTE HONRADA (1956)
Los hechos:
Una banda de raterillos callejeros se cuelan en una mansión en la que se está celebrando una fiesta, con el objeto de cometer un atraco. ¿Problemas? Por supuesto. Empezarán cuando el jefe de la banda conozca a la hija de los dueños y se enamore de ella.
Los cacos: "El Castelar", "El tío del gabán", "El pelirrojo" y Daniel "el melancólico", o lo que es lo mismo: los grandísimos José Luis Ozores, Pepe Isbert y Antonio Garisa deambulando por las calles del Madrid de la posguerra y queriendo convertirse en los protagonistas de esas películas con atracadores de verdad que se cuelan a ver en los cines.
Veredicto: Absolutamente entrañables. ¿No les perdonarías tú también? Yo hasta me dejaría robar por ellos como uno de los personajes de la película. Además resuelven un crimen y evitan otro. Una gran comedia española.


RUFUFÚ (1958)
Los hechos:
Un grupo de ladronzuelos de poca monta, aconsejados por un ladrón ya retirado, decide preparar un gran robo en una casa de empeños, con la esperanza de que les saque de la miseria en la que viven. El director italiano Mario Monicelli parodiaba así la película francesa Rififí, de Jules Dassin, que narraba esa sí, la historia de un atraco perfecto.
Los cacos: Un fornido y atractivo Vittorio Gassman, el entrañable (y también atractivo) Marcello Mastroianni y el simpático (no, definitivamente, aquí lo de atractivo no nos vale) Totó. Vamos: la crême de la crême de la comedia italiana para una de las películas más divertidas de todos los tiempos.
Veredicto: Suficiente castigo les queda a ellos en el fondo de esa cacerola de espaguetis con garbanzos. Y como decía Mayra? hasta aquí puedo leer. Vaya: que también les perdonamos.


ATRACO A LAS TRES (1962)
Los hechos: Un grupillo de oficinistas decide perpetrar un atraco en la sucursal bancaria donde todos trabajan. Aunque al principio algunos se muestran bastante escépticos y reticentes, poco a poco se van convenciendo de la viabilidad del plan y comienzan a prepararse minuciosamente para el atraco.
Los cacos: José Luis López Vázquez, Fernando Galindo: ?un admirador, un esclavo un amigo, un siervo?, lidera una banda compuesta por la genial Gracita Morales interpretando a Enriqueta la única mujer del grupo a la que acosa Manuel Alexandre, un vividor lleno de deudas; Alfredo Landa en su primer papel, un tímido y apocado cajero; Agustín González y otro gran comediante menos conocido pero igualmente genial, Cassen, en el papel de conserje del banco.
Veredicto: Es verdad. Robar es un delito. Pero, al fin y al cabo, el móvil no era el dinero sino la justicia social. Una de las mejores comedias del cine español de todos los tiempos. Definitivamente absueltos.


TOPKAPI (1965)
Los hechos: Una mujer y su amante se unen para robar en uno de los museos más seguros del mundo, el Palacio de Topkapi en Estambul. El objeto de su deseo, una daga-joya de incalculable valor. Para conseguirla se unirán, como no, a un grupo de gañanes que idearán un plan para entrar en el inaccesible museo a través del único lugar posible: su cúpula.
Los cacos: El siempre elegante actor austriaco Maximilian Schell y la griega Melina Mercouri (esposa del director, Jules Dassin) son los celebros del robo. Todo elegancia y glamour. Será en cambio el genial regordete Peter Ustinov, un patético timador, el verdadero ladrón de la película: será él quien ejecute el robo de la daga y, de paso, les robe a los protagonistas todas las escenas de la película.
Veredicto: Pulgar hacia arriba para el británico Ustinov por brindarnos una de las escenas más memorables del cine, descolgándose desde la cúpula para hacerse con la daga enjoyada (una escena de la que bebió directamente Brian De Palma en su primera Misión Imposible). Si la academia le perdonó y le dio un Oscar, ¿quiénes somos nosotros para condenarle?


CÓMO ROBAR UN MILLÓN (1966)
Los hechos: Un acaudalado falsificador de arte presta una falsa Venus de Cellini a un museo que la cree verdadera. Antes de asegurarla, el museo anuncia que hará examinar la obra por un perito por lo que el falsificador corre peligro de ser desenmascarado. Para evitarlo, su hija se alía con un experto ladrón que en realidad es un especialista en arte que trata de desenmascarar al padre de la chica. Su objetivo: robar la Venus antes de que sea examinada por el perito.
Los cacos: Glamour del bueno para la pareja formada por la encantadora Audrey Hepburn y el británico Peter O´Toole. Lujo a toda o gas: modelitos de Givenchy y joyas de Cartier para ella, villas en la costa, deportivos espectaculares y París, siempre París.
Veredicto: Aunque no es un peliculón, es simpática, graciosa y chispeante. Además, dirige William Wyler, ¿qué más quieres? Inocentes, señoría.


RESERVOIR DOGS (1992)
Los hechos: Pegamos un salto en el tiempo y el estilo para encontrarnos con los Señores Rosa, Blanco, Naranja, Marrón, Azul y Rubio, seis gangsters profesionales que son contratados para robar una joyería. Cuando todo sale mal, los supervivientes se reúnen en un viejo almacén abandonado para tratar de descubrir quién ha sido el chivato traidor.
Los cacos: Michael Madsen, Tim Toth, Steve Buscemi, Quentin Tarantino y Harvey Keitel geniales en sus sesiones de tortura, explicaciones surrealistas del tipo ?porqué no se debe dejar propina en bares y restaurantes? y reflexiones sesudas sobre la trayectoria de Madonna. Un referente.
Veredicto: Señor Rubio: lo de cortar la oreja a la pasma no está del todo bien pero su gran gusto musical le redime de su fechoría. Al resto, incluidos los hampones, también les perdonamos por su gracejo y su simpatía.

SOSPECHOSOS HABITUALES (1995)

Los hechos: Un lisiado estafador de poca monta está siendo interrogado por la policía de Los Ángeles en relación con una masacre acontecida dentro de un barco amarrado en el puerto. Usando la narración en retrospectiva, su historia se va complicando poco a poco mientras él intenta aclarar los hechos y explicar qué hacían él y sus compañeros de crimen en el barco de la tragedia.
Los cacos: Kevin Spacey en una de sus mejores interpretaciones (es el caco lisiado) acompañado por Gabriel Byrne, Stephen Baldwin, Benicio del Toro y Kevin Pollak y? por supuesto? Kaiser Sozé de quien no diremos nada para no destripar uno de los finales cinematográficos más sorprendentes de los últimos años.
Veredicto: Aunque la película no fue muy bien recibida en su estreno, las interpretaciones de sus actores son soberbias y Kevin Spacey se llevó un Óscar a casa.


SNATCH: CERDOS Y DIAMANTES (2000)
Los hechos:
Un ladrón de diamantes ludópata es tentando por un raterillo de poca monta para apostar en un combate de boxeo ilegal. El plan del ruso es robarle un diamante gigantesco que el ladrón debe entregar a su jefe. Cuando éste se entera de lo sucedido enviará a un matón a recuperar el diamante. La cosa se completa con la aparición estelar de un gitano irlandés que boxea para poder comprar una caravana a su madre.
Los cacos: Benicio del Toro es el ladrón adicto al juego, el exfutbolista marrullero Vinny Jones es Tony ?Dientes de bala?, un matón contratado para ir tras el ludópata que ha perdido el diamante. Mención especial para Brad Pitt interpretando al gitano irlandés poseedor de una jerga hablada absolutamente incomprensible.
Veredicto: Viva el surrealismo y el humor negro británico una vez más.


OCEAN´S ELEVEN (2001)
Los hechos: Danny Ocean acaba de salir del trullo (de hecho está con la condicional) pero ya planea un gran robo: hacerse con el botín de los tres casinos más importantes de Las Vegas cuyo propietario, Terry Benedict, se beneficia a su exmujer. Para ello reclutará a 10 tipos: los mejores en sus respectivas especialidades. Juntos, los once de Ocean trazarán el plan perfecto para desvalijar la caja fuerte más segura del mundo.
Los cacos: A la cabeza, George Clooney y Brad Pitt que para eso son los más guapos y pintones. En la retaguardia: el pardillo (Matt Damon), los gemelos mormones de Salt Lake City, expertos conductores; Elliot Gould, ultrajado ?financista?; Don Cheadle, el experto en explosivos; Shaobo Quin, el pequño chino contorsionista? y así hasta completar la cuadrilla de los once.
Veredicto: Definitivamente, Terry Benedict es un capullo y lo estaba pidiendo a gritos. Además, suficiente les castigan ya a los pobres en Ocean´s Twelve.
Síguenos
facebooktwitteryoutuberss
 
Cultura en Positivo
ARIBSAN
Media Desk Spain
Newsletters Si quieres recibir nuestra newsletter semanal y estar informado de las novedades y noticias por favor a continuación indícanos tu email.
Newsletters Con la aceptación de las "Condiciones" y con el envío de mis datos personales, otorgo mi consentimiento para que sean tratados por FILMOTECH para el envío de información.
 He leído y acepto las Condiciones.

© EGEDA 2005 - Todos los derechos reservados
Luis Buñuel, 2-3ª Edificio EGEDA - Ciudad de la Imagen - 28223 Pozuelo de Alarcón - MADRID