Filmotech.com utiliza cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario y gestionar información analítica sobre los distintos espacios que la componen. Continuar con la navegación indica que está de acuerdo con nuestra política de cookies. aceptar  
Filmotech.com - Revista de Cine - ReportajesNO TE VAYAS DE NAVARRA? . Mucho más que los sanfermines
Cerrar
Recordar Contraseña
Si has olvidado tu contraseña, por favor, introduce tu nombre de usuario y pulsa ENVIAR. filmotech.com te remitirá un correo para recordarte tu contraseña.

E-mail
Código de seguridad
Código de seguridad

Conforme al artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que los datos que usted ha facilitado serán incorporados a los ficheros titularidad de EGEDA.

La finalidad de dicha incorporación y tratamiento es la adecuada gestión de su solicitud en relación con los servicios ofrecidos. De acuerdo con el artículo 26 de la Ley 15/1999, los ficheros de EGEDA, se encuentran debidamente inscritos en el Registro General de Protección de Datos, de la Agencia de Protección de datos.

Le informamos igualmente de su derecho legal de ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en los términos que se establecen en la Ley antes citada. Para ello, o para informarnos de la no concesión o de la revocación de su consentimiento para la incorporación de sus datos, puede dirigirse a:

EGEDA
C/ Luis Buñuel, Nº 2, 3ª Planta. Ciudad de la Imagen. Edificio EGEDA.
28223 Pozuelo de Alarcón. Madrid. España.
Tlf.: (+34) 902 566 776 Fax: (+34) 91 512 16 18/19.

Para poder darte de baja como usuario registrado de filmotech.com, envía un correo electrónico a lopd@filmotech.com comunicándonoslo.

Cerrar
Atención

¡Atención!


Es obligatorio introducir un correo electrónico válido en el campo 'Usuario'.
Cerrar
Atención

¡Atención!


Es obligatorio introducir algún valor, con un mínimo de seis caracteres, en el campo 'Contraseña'.
Cerrar
¡Atención!

¡Atención!


Cerrar
Accede a fimotech.com
Identifícate como usuario

Usuario (email)
Contraseña


acceder
Regístrate

E-Mail (Usuario) *
Contraseña *
Repetir contraseña *
Código de seguridad *





Sí, deseo recibir newsletters de filmotech.com
Deseo recibir avisos cuando haya novedades
He leído y acepto la política de privacidad

* Campos obligatorios

De acuerdo con lo establecido en la vigente Ley Orgánica de Protección de Datos, usted puede consultar las condiciones de privacidad aquí.
regístrate
Conéctate con facebook
buscar
Acceder
 
Regístrate
Cerrar
Atención

¡Atención!


Es obligatorio introducir un correo electrónico válido en el campo 'Usuario'.
Cerrar
Atención

¡Atención!


Es obligatorio introducir algún valor, con un mínimo de seis caracteres, en el campo 'Contraseña'.
facebook twitter youtube rss
Inicio
Catálogo
Revista de cine
¿Cómo funciona?
Tarifa plana
 

NO TE VAYAS DE NAVARRA? . Mucho más que los sanfermines

King, Welles, Audrey Hepburn o Pierce Brosnan entre otros, han sucumbido a los encantos de las tierras navarras,

filmotech.com. 28/04/2011. Temáticos

Si John Ford hubiese conocido Navarra, su valle no le hubiera parecido tan verde. Y aunque el gran maestro no fue de los afortunados en rodar en estos idílicos parajes, las tierras "navarricas" han sido pisadas por insospechados cineastas de medio mundo. ¿Sabías por ejemplo que el mismísimo Orson Welles no se perdió los encierros? ¿O que Patton guareció sus tropas en los mismos bosques por los que campaba un Sean Connery vestido de Robin Hood? Que no te pase como a Ford: no te pierdas Navarra y sus rincones de cine más espectaculares.

Sus paisajes variados y fotogénicos, su patrimonio monumental, unas gentes pletóricas de nobleza, y las fiestas taurinas más famosas del mundo son los ingredientes que han convertido a Navarra en un lugar idílico y carismático, cuyos encantos han seducido al séptimo arte. Valles, praderas, calles, plazas y también tabernas y bares, han quedado inmortalizados en infinidad de producciones cinematográficas tanto en el cine de autor como en intrépidas historias de aventuras. Directores españoles como Julio Medem, Pedro Olea, Manuel Gutiérrez Aragón y, sobre todo, Montxo Armendáriz, e internacionales como Orson Welles, Ken Hughes o Emilio Estévez han filmado en sus parajes obras destacadas que no han pasado desapercibidas para el público. Si no conoces esta Navarra de cine, súbete a nuestro tren.

Rodaje de Los últimos días del mundo en Pamplona

Rodaje de Los últimos días
del mundo en Pamplona

Comenzamos nuestro recorrido en la capital: Pamplona, Iruña en euskera. Aunque a muchos al pensar en ella nos vengan esas imágenes de los intrépidos encierros y de la alegría desbordada del "Chupinazo", Pamplona es una ciudad histórica y reposada al mismo tiempo que moderna y hospitalaria. Atravesada por el camino de Santiago, sus calles empedradas, sus iglesias románicas y sus tradicionales bares de pintxos son objeto de inspiración de grandes artistas, y por ende, el cine no podía ser menos. Dos de los primeros films que aprovecharon tan fotogénica fisonomía fueron Zalacaín el aventurero (1928), según la obra de Pío Baroja, y Currito de la Cruz (1925), de Alejandro Pérez Lugín.

The Way en Pamplona

The Way en Pamplona

Pero por supuesto, no podemos hablar de Pamplona sin mencionar su fiesta patrimonio universal: los Sanfermines. Ya por 1913 las imágenes de los encierros se veían por los cines de medio mundo, despertando el interés por estas "bárbaras" y bulliciosas costumbres que tenemos los españoles. Sin embargo, al margen de reportajes y piezas varias para los noticiarios cinematográficos y televisivos, al otro lado del Atlántico, la "fiesta" comenzó a despertar interés para ambientar historias de todo tipo. Contra todo pronóstico, sólo ambientar fue precisamente lo que hizo Henry King con Fiesta (basada en la obra de Hemingway) protagonizada por Ava Gardner y Tyrone Power, que sin embargo, no pisaron Pamplona en ningún momento; el equipo se limitó a rodar planos recurso de las carreras y todo el resto se recreó en México.

Los directores españoles sin embargo, no tenían miedo a hacer frente a los toros, y retrataron los Sanfermines las películas Tú y yo somos tres de Rafael Gil (1962), Carnaval de ladrones de Russell Rouse (en la que los protagonistas aprovechaban el caos para robar un banco), Un rincón para querernos (una pareja decidía casarse en la ciudad), Cita en Navarra, y sobre todo La trastienda de Jorge Grau, un filme que provocó todo tipo de polémicas en su estreno.

Campanadas a medianoche en Larraun

Campanadas a medianoche en Larraun

El genial Orson Welles, un loco por la "fiesta" y todo lo referente a la cultura hispánica, paseó por las calles pamplonicas entre gigantes y cabezudos a su Don Quijote (Francisco Regueiro ni más ni menos) y su Sancho Panza en su particular revisión del clásico de Cervantes. El enganche a la zona fue tal que volvería años más tardes con Jeanne Moureau para rodar varias escenas de Campanadas a medianoche en Lekumberri, una pintoresca localidad en el centro del valle de Larraun y en la falda de la Sierra de Aralar, en un bucólico enclave de vegetación verde y frondosa durante todo el año, y un rosario de pueblos y caseríos de arquitectura local. En las planicies de este mismo valle, se rodó también Visionarios (2012) de Manuel Gutiérrez Aragón; la historia real de un pueblo navarro en el que, durante la segunda república, aparece una imagen de la virgen que llora y predice la inminente llegada de la guerra civil.

Rodaje de No tengas miedo en Pamplona

Rodaje de No tengas miedo
en Pamplona

Volviendo a Pamplona, el encanto de los Sanfermines ha seducido a otros tantos realizadores extranjeros, como Leni Riefenstahl, Ronald Colman, Stephen Boyd, o incluso el peculiar Spike Lee, al que se vió en los encierros, pañuelo rojo al cuello, rodando tomas para sus spots de publicidad. La calle Estafeta y la esquina de Telefónica aparecen también en situaciones de Luna de verano de Pedro Lazaga (1958), El momento de la verdad (Francesco Rosi 1965) y producciones norteamericanas mucho más recientes como Cowboys de ciudad (Ron Underwood, 1991) con un encierro desmadrado al estilo Hollywood, The Football Factory (Keith Boak, 2001) y Americano (Kevin Noland, 2003), el periplo de un yanqui desde los Sanfermines al camino de Santiago.

Precisamente retrata la ruta jacobea una de las últimas películas rodadas en la ciudad; The Way de Emilio Estevez, que dirige a su padre Martin Sheen en su camino por tierras de Roncesvalles, Irache, Enate y por supuesto, Pamplona, y en particular su plaza del Castillo, centro neurálgico de la ciudad y la que los pamploneses llaman "su cuarto de estar".

Robin y Marian en la sierra de Urbasa

Robin y Marian en la sierra de Urbasa

La ciudad también llamó la atención de los realizadores franceses Arnaud y Jean-Marie Larrieu, que trasladaron a Iruña su apocalíptica Los últimos días del mundo, y retrataron no sólo los momentos álgidos del "chupinazo", sino otros rincones de la capital como el paseo de Ronda, la calle San Lorenzo y la calle Carmen, o el bar La cepa, la fortificación renacentista de la Ciudadela y los jardines de La Taconera.

Los que nunca han podido escapar del embrujo de Pamplona, han sido sus hijos predilectos del cine como la realizadora Ana Díez, que ambientó su Ander eta Yul y Algunas chicas doblan las piernas cuando hablan, y por supuesto, Montxo Armendáriz, santo y seña del cine "navarrico", y que acaba de estrenar No tengas miedo, filmada en su integridad en la localidad que lo vio nacer.  

Tasio en Urbasa

Tasio en Urbasa

Para su primer largometraje, Tasio, la historia de un carbonero y leñador y todo un homenaje a los antiguos oficios de su tierra, Armendáriz eligió entornos más rurales en torno a la Sierra de Urbasa y Estella. No en vano, Urbasa es uno de los bosques favoritos para las filmaciones por sus corredores, valles secos, simas y cañores, y ha sido escenario de grandes superproducciones como Patton, La batalla de las Ardenas y el clásico Cromwell, que utilizaron la sierra con óptimos resultados en varias secuencias bélicas. Robin y Marian, preciosa película de Richard Lester protagonizada por Audrey Hepburn y Sean Connery se rodó también en Urbasa, Pamplona y Artajona, cuyo imponente cerco amurallado del siglo XII servía a las mil maravillas para recrear las ciudades medievales. 

Si visitamos la zona, no podemos perdernos Estella, a mitad de camino entre Pamplona y Logroño; una pequeña ciudad románica nacida también en el corazón del Camino de Santiago y a la ribera del río Ega, y que atesora palacios, casas señoriales, iglesias, conventos y hermosos puentes con todo el encanto de la Edad Media. En sus calles se han rodado clásicos del cines español desde Zalacaín el aventurero (1928) hasta una de las películas emblema del nuevo cine navarro: Bajo las estrellas (2005) de Félix Viscarret. En esta suerte de western contemporáneo, la Estella monumental deja paso a las carreteras secundarias, los rincones olvidados y las roulottes abandonadas al servicio de unos personajes desarraigados, aunque muy navarros. Según Viscarret, Navarra se convierte casi en Arizona.

Bajo las estrellas en Estella

Bajo las estrellas en Estella

Otra visita obligada por los amantes de la naturaleza es la selva de Irati, el mayor bosque de Navarra y una de las mayores concentraciones de abedules y hayas de Europa, junto con la Selva Negra alemana. En su laberinto de espigados árboles, se sucedían los odios y pasiones de la polémica Furtivos (1975) de José Luis Borau. Muy cerca se encuentra Otxagabía, un coqueto pueblo de calles empedradas y puente medieval, que dieron el contrapunto perfecto para los Secretos del corazón (1996) de Armendáriz. El director navarro volvería años después a esta localidad cuando consiguió llevar al cine los relatos de Bernardo Atxaga en Obaba (2005), que también muestra rincones de Isaba en el majestuoso valle del Roncal.

Rodaje de Obaba en el valle del Roncal

Rodaje de Obaba en
el valle del Roncal

Siguiendo de cerca la frontera con Francia, nos encontraremos con las localidades de Villanueva del Arce y Lusarreta, ubicadas en el valle de Arce, que son retratadas en Silencio roto (2001); una vez más Armendáriz con una dramática historia sobre el maquis, perseguidos por el régimen que durante la posguerra española se refugiaron en los bosques pirenaicos.

Un poco más al norte llegamos al Baztán, un valle verde de profunda influencia cantábrica con decenas de caseríos, que salpican un paisaje de prados infinitos, en los que pasta el ganado y que harían las delicias del mismísimo John Ford. No encontró Julio Medem mejores pastos para su debut como director con Vacas (1991), un drama rural  visto a través de los ojos de estos rumiantes. El cercano parque natural del Señorío de Bertiz fue otro de los enclaves elegidos para contar las rivalidades de dos familias enfrentadas durante cuatro generaciones. Medem volvería a Navarra con Tierra (1995), localizada esta vez en Funes, situado al sur de Navarra en la frontera con La Rioja.

Vacas en el Baztán

Vacas en el Baztán

En Vera de Bidasoa, situada en la conocida como comarca de las Cinco Villas y completamente rodeada de montes, se rodó Frío sol de invierno (2004), debut en la dirección de Pablo Malo; una localidad conocida por sus fiestas tradicionales y por la casa del ilustre Pío Baroja.

Más al sur, muy cerca de Tudela, se ubica el parque natural de Las Bárdenas reales, tal vez después de Pamplona, el plató más utilizado de Navarra. Este paisaje semidesértico de 42.500 hectáreas ha sido declarado por su belleza agreste Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Un suelo de arcilla, yeso y arenisca erosionado ha creado formas extrañas con apariencia de paisaje lunar con barrancos, mesetas y cerros. Su paisaje desértico y hasta lunar la ha convertido en escenario de películas tan dispares como las españolas Airbag y Acción Mutante, y las americanas Orgullo y Pasión, y la entrega de la saga de Bond El mundo nunca es suficiente. Como curiosidad en esta última, una de las chimeneas de "Las Cortinas" se convirtió por unos días en un bunker de Kazajistán que al final saltó por los aires en una ficticia explosión nuclear.

007 El mundo nunca es suficiente en las Bárdenas reales

007 en las Bárdenas reales

Vamos cerrando nuestro recorrido volviendo a Larraun, Lekumberri y Lesaka, esas localidades que vivieron el rodaje de la obra maestra de Orson Welles, Campanadas a medianoche. ?La de cosas que hemos visto, mi señor,?  y el pícaro anciano de la película le responde: ?Y las que nos quedan por ver??en Navarra.

 

Síguenos
facebooktwitteryoutuberss
 
Cultura en Positivo
ARIBSAN
Media Desk Spain
Newsletters Si quieres recibir nuestra newsletter semanal y estar informado de las novedades y noticias por favor a continuación indícanos tu email.
Newsletters Con la aceptación de las "Condiciones" y con el envío de mis datos personales, otorgo mi consentimiento para que sean tratados por FILMOTECH para el envío de información.
 He leído y acepto las Condiciones.

© EGEDA 2005 - Todos los derechos reservados
Luis Buñuel, 2-3ª Edificio EGEDA - Ciudad de la Imagen - 28223 Pozuelo de Alarcón - MADRID