cerrar

Recordar contraseña

Si has olvidado tu contraseña, por favor, introduce tu nombre de usuario y pulsa ENVIAR. filmotech.com te remitirá un correo para recordarte tu contraseña.

E-mail
Código de seguridad



Conforme al artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que los datos que usted ha facilitado serán incorporados a los ficheros titularidad de EGEDA.

La finalidad de dicha incorporación y tratamiento es la adecuada gestión de su solicitud en relación con los servicios ofrecidos. De acuerdo con el artículo 26 de la Ley 15/1999, los ficheros de EGEDA, se encuentran debidamente inscritos en el Registro General de Protección de Datos, de la Agencia de Protección de datos.

Le informamos igualmente de su derecho legal de ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en los términos que se establecen en la Ley antes citada. Para ello, o para informarnos de la no concesión o de la revocación de su consentimiento para la incorporación de sus datos, puede dirigirse a:

EGEDA
C/ Luis Buñuel, N° 2, 3ª Planta. Ciudad de la Imagen. Edificio EGEDA.
28223 Pozuelo de Alarcón. Madrid. España.
Tlf.: (+34) 902 566 776 Fax: (+34) 91 512 16 18/19.

Para poder darte de baja como usuario registrado de filmotech.com, envía un correo electrónico a lopd@filmotech.com comunicándonoslo.

cerrar

Atención

¡Atención!

Label

aceptar
un proyecto de filmotech.com
Primer Festival en Internet de Cine Iberoamericano. Iber.film.america: Un proyecto de filmotech.com
Festival finalizado
el festivallos premioslas películasel juradoárea de prensanoticias

cerrar

Atencin

Atención!

aceptar
noticias

El cine por internet

¿Por qué es tan innovador este festival? Sin duda  tiene películas de primera calidad que han sido seleccionadas en algunas de los mejores certámenes del mundo, sin duda  algunos de sus directores tienen fama internacional pero  la gran apuesta de este festival es que podemos ver las películas por Internet y de forma gratuita.

En plena crisis económica y del modelo de distribución tradicional el visionado por Internet de forma legal se augura como una pata muy fuerte, quizá la principal, para sostener el futuro de la ficción. El “qué quiero” y “cuando quiero” es la clave para el cine,  jamás se perderá el goce absoluto de disfrutar en una gran sala, pero poco a poco el público tenderá a hacerlo más de forma privada, que no necesariamente solitaria, o sea, con “los suyos”. Seguirán existiendo las salas grandes para el cine espectáculo y las minoritarias para el cine arte, indie..., pero las salas medias dejarán cada vez más lugar al cine por internet.

El video a la carta es una realidad desde hace años, ver lo que quieras y cuando quieras -filosofía Youtube-, pero esa filosofía ya se ha llevado al cine. El portal de videos tiene firmados grandes contratos con Hollywood para distribuir sus películas en sus pantallas y ahora mismo, mientras leéis esto, grandes películas americanas ya han vendido sus derechos para, atención, verse por Internet mucho antes que en los cines.

Y como estamos en un festival de cine online apadrinado por un gran portal de cine online, hablemos pues del cine visto por Internet.

Hay varias formas de ver cine por Internet, canales como  Filmotech (www.filmotech.com) funcionan a la perfección, y en España todo el cine de estreno que emite Canal Plus puede verse gratuitamente para sus clientes a través de la plataforma Yomvi.  Del mismo modo, televisiones públicas  como TVE y TV3 se reservan bajo contrato con las productoras el derecho de emitir durante un tiempo limitado sus producciones de forma gratuita y online. En Argentina, por ejemplo, está la posibilidad de Wiltel, mientras que Brasil aumenta día a día sus opciones en todas las plataformas. Es interesante ojear este artículo que Variety publicaba en 2012 al respecto.

http://www.variety.com/article/VR1118051287?refCatId=19

La televisión a la carta tiene un nombre, VOD. Video on Demand, que es la forma cool de llamar al acceso de contenidos  de forma personalizada, sin horarios, sin anuncios, es la evolución del Pay Per View.

El VOD es el futuro y el presente, pero curiosamente nació en Hong Kong en 1990, pero fracasó ante lo que hoy es ya una reliquia, el CD, y porque la tele de pago no era común en el país; pero plataformas como Netflix y TiVo (el iPlus de España) hace años que marchan a toda potencia en EEUU. En la actualidad los sistemas VOD están totalmente desplegados por todas partes de Estados Unidos y hay más de 150 servicios en Europa.

Pero focalicemos en un caso práctico. ¿Hasta qué punto va el VOD, el cine por Internet, a cambiar las cosas?

Este verano se va a estrenar una muy buena opera prima, se trata de Apartamento 143 (Emergo), una película que ha dirigido el catalán Carles Torrens y que ya tiene fechas de estreno en todo el mundo. La película es un film de terror found-footage del que aquí encontraréis el tráiler y todo lo que necesitéis saber.

Pero queremos saber cómo cambia la industria el VOD.  Apartamento 143 (Emergo) antes se llamaba Emergo, de hecho así se estrenó en festivales españoles (Sitges) y mexicanos (Morbido), donde el film triunfó entre el público. Pues bien, la propietaria de los derechos norteamericanos rebautizó el título con “Apartment 143 (Emergo)” porque así el film empezaba con la letra “A” y, así, se veía antes en las listas de compras por VOD.

Pero no solo eso es lo interesante de este caso práctico, y es que Apartamento 143 se va a estrenar en VOD el próximo 27 de abril en EEUU y más de un mes después, lo hará en salas. Ésta es la línea de distribución que ha tomado Magnolia Pictures, empresa que apuesta muy fuerte por este servicio, estrenar primero en Internet de pago para luego pasar al cine; y hay que tener en cuenta que los precios son totalmente distintos, porque mientras una entrada de cine puede costar unos 10 dólares, el visonar online el film puede costar unos 30; tanto ha cambiado la experiencia del cine por Internet que ya muchas distribuidoras saben que el cine es, generalmente, una actividad colectiva, así que muchos norteamericanos se reúnen en grupo y, entre todos, pagan esos 30 dólares que acaban saliendo más baratos que las entradas de cine individuales.

Y las cosas le van bien a Magnolia, pero éste era solo un caso práctico de muchos que ya funcionan en el cine. Las cosas están cambiando, el cine online es presente y es futuro.

Así que, con este festival, estamos haciendo futuro.

Por @marcelbarrena

volver